lunes, 26 de diciembre de 2011

No.

Nunca permitas que la tristeza del pasado y el miedo del futuro, afecte la felicidad de tu presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario