sábado, 17 de septiembre de 2011

Positividad y ganas ante todo.

Cuando estás triste, es fácil que el mundo te parezca oscuro e inhóspito, y que no haya nada que te haga ilusiónar. Es posible que el dolor que sientes en tu interior no permita que aflore tu buen humor.
A veces, cuando uno está triste, sólo quiere que le dejen solo durante un rato. O puede preferir que otra persona le consuele o se limite a hacerle compañía mientras él se va reponiendo de la tristeza.
Pero siempre que crees que todo puede ir a peor, algo da un vuelco...

No hay comentarios:

Publicar un comentario